La Sentencia

Los tribunales dan la razón: Recupera los gastos de tu hipoteca

Nadie puede poner en duda a día de hoy que uno de lo sectores en ámbito mercantil más comprometido a lo que se refiere a procesos judiciales abiertos es el sistema bancario Español puesto que tras todos los procedimientos ya juzgados y en curso sobre preferentes, subordinadas, bonos convertibles, acciones de bankia, hipotecas multidivisa, swaps/caps, hipotecas tranquilidad, índices IRPH y por excelencia las archiconocidas cláusula suelo “cero” o “techo”, y en definitiva sobre las múltiples condiciones que son declaradas día tras día por los tribunales como abusivas para los usuarios y consumidores.

Ahora la Banca se enfrenta a una nueva contienda puesto que tras la reciente sentencia del Tribunal Supremo ahora el foco de la polémica se centra en que los bancos obligaron a sus clientes a asumir los gastos de formalización de los préstamos hipotecarios e impusieron a su vez otros costes el banco es el que los debía pagar.

¿Que tipos de préstamos hipotecarios se ven afectados?

Practicamente la universalidad de las hipotecas pueden verse afectadas por este abusivo “Modus operandi” de la banca, (que hoy en día se cifra en torno a las 8,5 millones de hipotecas según fuentes oficiales del INE)
Todas las hipotecas que estén activas y vigentes y todas aquellas que se hayan cancelado con un tiempo no superior a 4 años.

  • Constitución Hipotecas nuevas
  • Subrogación Hipotecaria
  • Posterior Novación (todas las ampliaciones o modificaciones posteriores)

Jurisprudencia y doctrina del TS

Una reciente sentencia de 23 de diciembre del año 2015 Del Tribunal Supremo ha considerado nula la cláusula de imputación al prestatario de los gastos de formalización de la hipoteca por considerarla abusiva, pues en este sentido el fallo entiende que no existe Ley, Reglamento o norma que establezca que estos gastos o costes deben ser adjudicados al cliente, puesto que este contrato de préstamo con garantía hipotecaria se podía haber celebrado en ámbito privado y responsabiliza a la Entidad de no haber superado los controles establecidos en nuestro ordenamiento jurídico español, en especial el control de negociación individual así como el control de transparencia con total falta de información y conocimiento precontractual, pues la elevación a público de la hipoteca conforman así una garantía real, un título ejecutivo, que sólo benefician al Banco.

Si bien el presente fallo hace referencia específica a las préstamos hipotecarios del BBVA, lo cierto es que ha sido el “modus operandi” una práctica universal de todas las entidades bancarias y que adolecen de otras muchas anomalías, irregularidades y cuentan con innumerables cláusulas abusivas todas ellas muy similares y todas reclamables ante los tribunales con total éxito.