La reclamación

No permitas que el banco se quede con tu dinero

Prácticamente todos los clientes que compraron una vivienda contrataron una hipoteca, o se subrogaron en ella y pagaron determinados costes y gastos de formalización como algo natural, sin saber que no les correspondía hacerlo.

Muchos, además, esos costes/gastos se los han incorporado en el principal de la hipoteca, osea se los han financiado a 20, 30 o 40 años por lo que los van a pagar con intereses y les va a salir casi tres veces más, y obviamente sin ser conscientes de que el banco está vulnerando sus derechos como consumidor al aplicarles dicha cláusula.

¿Que gastos o costes de la hipoteca se pueden reclamar?

  • De la factura del Registro de Propiedad para la inscripción de la hipoteca.
  • De la factura de la notaría correspondiente a la Escritura de Préstamo Hipotecario
  • Del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados al que se encuentre sujeta la escritura de préstamo hipotecario.
  • De la factura de la gestoría (siempre que su intervención se haya impuesto por el banco)
  • De la factura de tasación del inmueble.

Un ejemplo

Un préstamo hipotecario de 110.000€ se formaliza entre los años 2005 y 2014 para un inmueble situado en Málaga, obtendríamos una devolución para el cliente de unos 2.550€ aproximadamente, habrá que incluir los intereses legales y judiciales

En cuanto a la cuantía total a recuperar dependerá de cada caso en concreto, se tendrá en cuenta principalmente el año de la firma de la hipoteca y la Comunidad Autónoma donde se localiza el inmueble (puesto que el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados difiere según la Comunidad Autónoma).

Aunque los estudios apuntan que de media podíamos estar hablando de unos 3.000€ por hipoteca

La solución: reclamar a tu banco

Del mismo modo que ya sucede con la cláusula suelo, Índice abusivo IRPH, Hipoteca tranqulidad… el usuario o consumidor debe acudir a a la vía judicial para reclamar los importes y conseguir la nulidad de la cláusula de “gastos de la hipoteca”. Con el fin de recuperar el dinero, la principal acción a ejercitar en los tribunales es la nulidad de las cláusulas abusivas (art. 83 y 89 de la Ley General de Defensa de los Consumidores y Usuarios, en relación con art. 5 y 7 de la Lay de Condiciones Generales de la Contratación).

Un procedimiento que no tiene por que llevar más de 6/7 meses

Esperamos haber podido informaros pero para cualquier duda o información o solicitar tu estudio gratuito y sin compromiso, te animamos a que lo hagas….. contacto…..y te acompañaremos en un proceso sencillo.